Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 61 el Vie Oct 28, 2016 6:02 pm.
Últimos temas
» Ariana Grande B.
Lun Ene 20, 2014 9:35 am por Ariana Grande B.

» These wing are made to fly!! -BUSCANDO/SEARCHING... (1/3)
Miér Nov 06, 2013 7:10 pm por Perrie L. Edwards

» Registro de Avatar
Miér Nov 06, 2013 7:07 pm por Rosie Tupper

» Live For The Applause {Famosos RPG} ¡NUEVO! | Normal.
Dom Oct 06, 2013 1:17 pm por Invitado

» Shades Of Grey [Afiliación Élite]
Sáb Oct 05, 2013 7:01 pm por Rosie Tupper

» Jade Amelia Thirlwall
Sáb Oct 05, 2013 6:44 pm por Rosie Tupper

» Pandora Scriptor Buxum {Elite}
Jue Oct 03, 2013 12:50 am por Invitado

» World Behind My Wall {Confirmación Cambio de botón}
Lun Sep 16, 2013 12:55 am por Invitado

» comida, compras & mas .Cory
Vie Sep 13, 2013 7:32 am por Cory A. M. Monteith




FALLEN SOULS

The New York CityNEVER AFTERPhotobucket Voldemort Returns


Afiliaciones Normales


Todo el contenido de este foro, tal como los graficos, la historia, descripciones y de mas, es propiedad de la administracion del foro, por tanto es para uso exclusivo para Infamous Celestial. El diseño CSS y las imagenes han sido sacadas de deviant art y google y creadas por la administracion para uso unicamente de este foro. Si las usas o distribuyes o modificas fuera del foro seras reportado, como plagio. Si quieres usar algo de este foro, NO lo tomes sin permiso.
Special Thanks to:
+Cornelia_Wells de SC
+Flerex de SC
+Rouna de SC
+Shiiri de SC

es esto lo que realmente queremos? -Jemima

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

es esto lo que realmente queremos? -Jemima

Mensaje por Kevin J. Zegers el Lun Ago 12, 2013 10:58 pm

Ella se encontraba en estos momentos en la ciudad de Londres grabando una película mientras yo me encontraba en un avión en camino a sorprenderla. No habían pasado mas de dos días cuando había cumplido años y ya me imagina la cantidad de puntos negativos que me había sumado al no llamarla el mismo día. Si no fuera por ello la verdad era que quizás no estaría en estos momentos. Era confuso ya que era mi mejor amiga, desde el momento en el que nos habíamos conocido siempre habíamos tenido aquella extraña y momentánea conexión en la que sin mucho esfuerzo se había convertido en una amistad que no estaba dispuesto a perder. Si, que me haya olvidado llamarla por estar en el ambiente en el que me metía casi todos los fines de semanas de andar bebiendo y disfrutando de la vida, ya fuera con o sin Geofrey, no quería decir que me importara menos pero había estado ocupado con cosas menos importantes que ella y por estúpido se me había olvidado completamente su cumpleaños. No había sido hasta después de despertarme que tenia un mensaje de texto de Lily que me recordaba llamar a Jemima aquel día. ella me conocía lo suficiente para saber que me olvidaría completamente de un día tan importante. Pero peor aun era que tampoco me había aparecido aun, quizás era el miedo de como iba a reaccionar ella o quizás era porque sabia que me regañaría y se enojaría conmigo quizás por un buen rato.

Sentí el golpe del avión cuando este aterrizo, haciendo que me despertara de golpe. Había sido un viaje bastante largo y tedioso pero por alguna razón siempre estaba dispuesto a darlo todo por ella, aunque fuera subirme en un avión y recorrer el mundo entero. La cosa era que estaba bastante cansado, mi fin de semana había sido bastante activo. Seguro tenia unas buenas ojeras y una cara de aburrido que no me quitaría hasta no poder dormir bien.

Sin mas tome mi chaqueta y me la puse, revisando antes que tuviera mi billetera con todas mis cosas ahí. Espere a que las personas que iban delante de mi salieran para así seguirás por el túnel que me llevaría a por las maletas. Una vez tome la mía, me subí en el primer taxi que paso y le di la dirección en donde sabia que ella estaba quedándose. En todo el trayecto al hotel mis pensamientos eran algo nulos, aunque de vez en cuando se me venia a la mente el porque aquella chica que no conocía hace mas de meses me hacia sentir tantos celos y rabia al ver que otro se le acercaba, o el porque me importaba tanto mantenerla cerca, o muchas cosas mas, cosas de las cuales algún día sabría la respuesta.

Agradecí al chófer y pague la tarifa y me baje, Lily me había ayudado a conseguir toda la información que seguramente ella al final no me daría por enojo. Tome mi maleta y entre al hotel, sin prestarle atención a mas nadie, tome el ascensor hasta el quinto piso para luego buscar su habitación. Tome una bocanada de aire, tomándome unos segundos para cerrar los ojos y relajarme un poco, esperando que algún milagro ocurriera y esta no estuviera tan enojada como creería que lo estaría. Le di un golpe a la puerta, y me recosté luego en el marco de esta, cruzándome de brazos esperando a que abriera la puerta.
avatar
Kevin J. Zegers

Mensajes : 42
Localización : Miami

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: es esto lo que realmente queremos? -Jemima

Mensaje por Jemima West el Mar Ago 13, 2013 12:31 am

Suspiré por tercera vez, frotando mis brazos a causa del escaso pero frío viento que recorría el ambiente. Presioné mis manos sobre el barandal de la terraza que disponía en la habitación y mis ojos volvieron a contemplar el hermoso Londres de aquel atardecer. La gente se movía, los autos iban de un lado a otro y ni los segundos eran dignos de poder detenerse. ¿Por qué me encontraba allí? Bueno simplemente por cuestiones de trabajo, y podría decirse que también para visitar la ciudad a la que hacía bastante no recurría. Por suerte, las partes que faltaban de la película en la que participaba habían sido llevadas a cabo aunque solo faltaba volver a grabar partes de algunas de ellas, las cuáles tenían ciertos errores. Desde hacía aproximadamente unos cuatro días que me hospedaba en el hotel y la soledad estando entre estas cuatro paredes comenzaba a disgustarme. Había tenido planeado salir a recorrer las calles de Londres y distraerme mirando vitrinas, pero luego de terminar las escenas pendientes de hoy en día el agotamiento me venció y por lo tanto no tuve mucho ánimo para seguir.

Decidí adentrarme a la habitación en cuanto capte que el frío podría diagnosticar algún tipo de enfermedad para mi y con todo lo que llevaba encima lo más que tenía que hacer era evitar caer ante una gripe o algo parecido, lo cuál me obligara a estar en cama. Cerré las puertas del cristal transparente y corrí las cortinas, buscando privacidad. De repente el mensaje de texto entrante a mi móvil hizo que me sobresaltara y me girara rápidamente en dirección a este. Levanté una ceja extrañada. Había estado en contacto con mi familia hoy por la mañana y no recordaba tener algún asunto pendiente. Mis pies se despegaron del lugar en que me hallaba y en un abrir y cerrar de ojos ya tenía el aparato en mis manos. Sonreí un poco. Ayer había sido mi cumpleaños número veintiséis y muchos amigos, familiares e incluso compañeros de trabajo me habían felicitado mediante redes sociales y demás. A pesar de haber carecido de compañía en aquel día especial, el pastel que me obsequió el elenco y equipo de producción de la película que rodaba actualmente y las felicitaciones de los seres queridos que habían recordado mi cumpleaños, realmente bastaron para sacarme varias sonrisas.

Leí el mensaje atenta, era de una de mis tantas primas a las que apreciaba. No dudé en responderle. Prefería aceptar el hecho de que por lo menos me recordaran y no optar pasarlo por alto. Muchas personas lo habían olvidado aunque lo habían recordado justo hoy en día. Pero otras simplemente aún no parecían hacerlo. Y eso desde ya no era algo que me molestara, porque yo también solía ser una de ellas a veces.
Suspiré y él invadió mi mente. Mi mejor amigo era una de esas 'tales' personas que habían olvidado hasta teclear un texto. No sentía ningún tipo de bronca, pero eso no impedía que la decepción no estuviera presente. Era el ser humano del que había esperado algo más que una simple llamada o algo sencillo. Sin embargo, estaba en Londres y no podía pedir demasiado ya que de seguro se encontraba en las mismas condiciones de rutina que yo. Lo extrañaba de eso no cabía duda. Pero a veces el tan solo pensar que en lugar de estar realizando algo productivo, gastara su dinero en fiestas y mujeres, me provocaba unos celos incontrolables.
No sabía si era el miedo a confesar lo que sentía hacia el o a ver su reacción. No estaba de acuerdo para nada en arruinar nuestra amistad pero sentir que no el era del todo de mi propiedad me ponía de mal humor.

El sonido de la puerta me descolocó de mis pensamientos y lo menos que quería en estos momentos era ver al encargado de servicio de limpieza. Me dirigí a paso tortuga hasta la puerta y cuando mi mano hizo contacto con el picaporte de esta dudé en abrir porque por el momento estar solo era a lo que más me aferraba. Abrí la puerta y mi mirada se clavo en el dueño de aquellos ojos color cielo que tanto me gustaban. Sentí como mariposas comenzaban a revolotear por mi estómago de la confusión pero decidí alejar ese sentimiento abstracto en cuanto acorté la distancia que nos separaban en un cálido abrazo. Se sentía tan bien volver a refugiarme bajo sus brazos.
avatar
Jemima West

Mensajes : 19
Localización : Una caja de cartón
Empleo : Sonreír

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: es esto lo que realmente queremos? -Jemima

Mensaje por Kevin J. Zegers el Mar Ago 13, 2013 1:20 am

Sin duda alguna a la única mujer a la que le daba explicaciones de donde estaba y con quien me metía era a Jemima West, ni siquiera a mi propia madre le respondía aquellas preguntas puntuales. Si me ponía a pensar aveces podía llegar a pensar que nuestra relación era algo posesiva. Yo no podía evitar expresarle lo mucho que odiaba verla bailar con otro que no fuera yo o incluso lo mucho que me asqueaba verla besándose con cualquier chico con el que se topara. Esas cosas con ella jamas me las callaba, si le tenia que armar un escándalo lo haría, y no sabia aun el porque tenia que reaccionar de esa forma. Se supone que solo eramos amigos, los mejores, pero solo aquello...Se suponía también que ninguno sentía nada el uno por el otro, pero entonces? porque sentía esos celos enfermizos...y aunque no era el único, ya que ella también me hacia sus reclamos de ve en cuando, aun no podía comprender nada. No entender de que va el amor o nunca haber tenido algo serio por mas de dos semanas con una chica era la razón de mis inquietudes. Nunca lo sabría tampoco si no lo intentaba, pero también me costaba porque mas que nada su amistad era mas importante para mi que cualquier otra cosa. No solo eso, sino que también lo que teníamos era algo especial...Aunque de vez en cuando nuestras ganas nos ganaran siempre conseguíamos mantener nuestra relación intacta, pero y si yo no sabia estar con una sola chica, como carajos iba a estarlo con ella...?

El tiempo parecía eterno mientras esperaba a que me abriera la puerta, estaba algo nervioso, no sabia como iba a reaccionar. Y aunque la conocía a la perfección aun aveces me costaba darme cuenta de que ella no era para nada rencorosa, bueno, al menos no con temas relacionados con mis salidas y de mas. Para ella lo que yo hacia estaba mal y siempre me recordaba que podía hacer muchas cosas mas productivas con mi dinero en vez de gastármelo en alcohol y quizás en una que otra chica. Debía de hacerle razón, pero no lo hacia igual, no era como si me interesara dejar de hacer lo que venia haciendo hace ya un par de meses.

Podía sentir su cercanía, la sentía muy cerca, aquella sensación era algo que siempre me había hecho sentir desde el momento en el que la había conocido. Quizás un presentimiento de que mientras sintiera aquello, ella estaría ahí, estaría bien...Un escalofrió recorrió mi cuerpo, haciendo de que aquel momento, el frió que hacia en la ciudad e hiciera peor aun. Sin embargo me mantuve inmóvil, a la expectativa de que pasaría si esa puerta se abría...¿Estaría sola? ¿Estaría bien? dos de las tantas preguntas que me hacia en esos instantes, en donde mi corazón latía a mil por hora.

Me tomo por sorpresa, si bastante. Nada mas fue cruzar nuestras miradas por unos pocos segundos, los justos para poder ser distraído por sus ojos dulces pero algo cansados, para sentir que todo iba a estar bien. Sus brazos ahora me rodeaban, apoderándose de mi por completo. Y sin dudarlo dos veces mis brazos también la rodearon a ella por la cintura, abrazándola con fuerza y atrayendo su pequeño cuerpo hacia el mio. Cerré los ojos dejando que aquel perfume inundara mi nariz, y que mi rostro fuera directo a su cuello, refugiándose en ella completamente. -Lo siento...-Fue lo único que pude susurrar en aquel momento, mientras mis labios posaban pequeños besos sobre su cuello.
avatar
Kevin J. Zegers

Mensajes : 42
Localización : Miami

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: es esto lo que realmente queremos? -Jemima

Mensaje por Jemima West el Mar Ago 13, 2013 2:34 pm

La verdad era que tenía ciertos motivos para molestarme con él, muchos, de los cuáles no me agradaba sacar una justificación en estos momentos. Quería evitar a toda costa poder arruinar aquellos mágicos minutos en los que me había correspondido al abrazo, apegándome a su cuerpo y sintiendo el calor de este. Y el aroma varonil que llevaba tampoco se quedaba atrás. No quería que mis palabras echaran a perder un encuentro del que hacía una semana no teníamos. El estaba aquí, en Londres, y haría todo lo posible para que se sintiera como en su hogar. Tal vez podríamos dejar la charla de mis replicas para más tarde o quizá ni siquiera debía dejar que eso pudiera presentarse en alguna ocasión.
Sentí sus labios recorrer mi cuello, depositando húmedos besos en el y provocando que la piel se me erizara. Cerré lentamente los ojos experimentado aquella sensación que me hacía falta por su parte desde hacía varios días. Me encantaba tenerlo tan cerca y poder llegar hasta leer su mente. Escuché sus disculpas en un hilo de susurro y desde ahí supe en que lo había olvidado. Dejé escapar una suave bocanada de aire. Lo que más me disgustaba era que se sintiera culpable por estar en el puesto de mejor amigo y no haber podido recordar una fecha que, para las personas que me rodeaban, si era importante.

Cuando volví a recargar mi mirada en la suya mis manos buscaron las de el para entrelazarlas.— No tienes que disculparte — susurré de la misma manera en que el lo había hecho. Le regalé una de mis sinceras sonrisas y planté un corto beso en sus labios. Estaba feliz de estar a su lado después de tanto trabajo duro, pero también me sentía celosa por no saber que locuras podría haber desatado sin mi presencia. Las ganas de alejar presentimientos de que posiblemente el había bebido más de la cuenta y estado con varias mujeres en una noche, evadían mi mente pero aún así no podía dejar de pensar en ello. Si tarde o temprano no decidía ir al grano en cuanto al tema, podría estar la noche entera cuestionándome el porque no haberlo invitado o, más bien, traído de un jalón junto conmigo a Londres desde un principio. Sin embargo, sabría que eso daría frutos a una incontrolable discusión, el ambiente se tensaría al igual que nosotros y terminaríamos mal.

Me imagino que el causante de no haber recordado mi cumpleaños pudo deberse al trabajo, ¿No? — hablé sin quitar, en ningún momento, mi mirada de la de él. Juré que esas palabras no tuvieron permiso para salir y al parecer lo habían echo a la fuerza. Tenía que comenzar a controlarme o acabaría convirtiéndome en una perra con toda mujer que le echara un ojo encima a Kevin. Debía dejar que el decidiera, que el se hiciera cargo pero en simples palabras no podía y definitivamente no estaba de acuerdo. Manteníamos una amistad en proceso, una amistad con derechos y ninguno quería arruinarla.
avatar
Jemima West

Mensajes : 19
Localización : Una caja de cartón
Empleo : Sonreír

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: es esto lo que realmente queremos? -Jemima

Mensaje por Kevin J. Zegers el Miér Ago 14, 2013 3:22 pm

Se me hacia bastante raro que no me hubiera dicho ya algo, pero tampoco era que quisiera a empezar a discutir desde temprano. No quería escándalos en donde tuviéramos que gritar y decir cosas de las cuales quizás nos arrepentiríamos después. No solo eso si no que estábamos en un lugar publico si se podía decir de esa forma, y habían "vecinos" a los que podríamos despertar. Pero aquello nunca seria un obstáculo para lo que podíamos llegar a hacer. Este pequeño encuentro empezaba de maravilla, algo casi mágico;  un abrazo anhelado y el solo poder tenerla tan cerca que no quería soltarla mas. Casi todas las horas que pasaba a su lado eran de este tipo, quizás un poco mas que aquello, y me encantaba, tenerla cerca me había bastante bien. Esperaba que no saliera el tema que tanto nos "encantaba", al menos no esta noche, quería solo disfrutar de ella y de su compañía, la cual había venido a buscar por necesidad, por que deseaba abrazarla y tenerla entre mis brazos. Pude sentir como se estremecía ante mis besos, por lo cual lleve una de mis manos a su espalda baja hundiéndola entre su camisa y acariciando con suavidad su espalda, donde sabia que volvería a hacerla estremecer. Una débil sonrisa se calco en mis labios, mientras que lentamente dejaba un camino de pequeños besos; recorriendo su cuello, subiendo lentamente por su mentón hasta depositar un ultimo en la comisura de sus labios. -Te Extrañaba...-susurre sobre sus labios antes de volver perderme en su mirada.

Mis ojos eran firmes sobre los suyos, me encantaba el color de estos, la suavidad, el brillo...para mi, eran perfectos. -Si que tengo...-Murmure dejando escapar un suspiro por mis labios, era frustrante para mi el hecho de que un día tan importante para ella, para mi y para mucho mas había sido olvidado por estar en donde no debía, con quien no debía y quizás no en un avión ya en camino hacia aquí. -Jem, es tu cumpleaños joder, y yo soy tu mejor amigo-afirme sin aun quitar mi mirada de la suya, me costaba tanto expresar mis sentimientos pero con ella, tan solo mirándola a los ojos, podía decir las cosas sabiendo que ella me creería. Su sonrisa era una de las cosas que lograba debilitarme, al tiempo que también me tranquilizaba. Tome una bocanada de aire, cerrando los ojos al sentir sus labios sobre los míos, saboreando cada segundo de aquel corto beso. No quería que lo que ahora estaba pasando se desvaneciera, no quería que nos pusiéramos raros, distantes o enojados el uno con el otro. Estábamos perfectos así, pero sabia que tarde o temprano ella sacaría el tema.

Me detuve en seco, no esperaba aquello tan pronto. Desvié la mirada por primera vez desde que había llegado de sus ojos y pase una mano por mi cabello. No podía mentirle, por mas que quisiera no decirle lo que había hecho o en donde había estado sabia que si lo hacia seria aun peor. -No-Fue lo único que pude decir, mas que nada por que no tenia ninguna excusa valida, y aunque lo fuera tampoco era que importase de a mucho, roque era su cumpleaños el que había olvidado. Eramos los mejores amigos, pero al tiempo teníamos un lazo extraño y único en donde también teníamos esos "Derechos" que una pareja tenia. Al tener esos derechos todo cambiaba, pero no eramos nada mas que amigos muy cercanos, ella me reclamaba al igual que yo a ella, nos besábamos, nos amábamos por las noches...Aveces todo era tan confuso.
avatar
Kevin J. Zegers

Mensajes : 42
Localización : Miami

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: es esto lo que realmente queremos? -Jemima

Mensaje por Jemima West el Jue Ago 15, 2013 9:18 pm

Volví a estremecerme cuando la suavidad de su piel hizo contacto con la mía, deslizando una de sus manos sobre mi espalda. Las emociones que Kevin me provocaba a la hora de estar con él eran tantas que ni siquiera podían ser contadas con los dedos de la mano. Él conocía a la perfección mis puntos más débiles y eso simplemente me dejaba con la boca abierta. Una pequeña risa causada por mis cuerdas vocales acompaño el momento — ¿Y creías que yo no? — acoté mordiendo mi labio inferior. Las ganas de abalanzarme sobre el y no zafarme de sus labios hasta un buen rato eran insoportables y si no fuera porque lo veía bastante agotado, que de seguro se debía a las siete horas de viaje, no estaría perdiendo más tiempo. Eché un vistazo sobre sus hombros observando que la puerta seguía abierta y mi mirada se dirigió a las maletas que traía consigo. Las corrí con el pie hacia adentro, ya que eran las únicas que no se encontraban en la habitación del hotel y alargué una de mis manos por debajo de su brazo derecho, tirando del picaporte para cerrarla. Claro, todo tratando de no romper la posición en la que estábamos. Con eso esperaba a que se diera cuenta en que no pondría un pie fuera de esta propiedad hasta el día siguiente. Y si lo hacía sería bajo mi permiso.

Rodee los ojos burlona y sonreí — Si tu dices... — lo seguí con naturalidad. Esta vez le daría la razón porque no quería armar una discusión por haberse olvidado de mi cumpleaños y menos que pasara toda la noche entera yendo de un lado a otro lamentando y reprochándose el hecho de haber cometido un ridículo error. Aceptaba el sentirme igual si yo fuera la que estuviera en su lugar, pero vamos, era preferible el haberse acordado tarde y el no hacerlo nunca. — ¿Y? Es mejor tarde que nunca — hablé dándole a entender que tal vez la situación me había decepcionado al principio, pero eso no significaba que ese sentimiento no hubiera desaparecido luego de abrir la puerta y encontrarlo a una poca distancia de mi, sabiendo a que se debía su visita. — Estoy más que satisfecha con ver que has venido a disculparte personalmente — inquirí pasando ambos brazos sobre su cuello.
Suspiré. Podía percibir su decepción y frustración corriendo por sus venas, lo más que anhelaba en aquellos momentos era que se calmara y disfrutáramos de una buena noche juntos. Sin embargo, aunque quisiéramos con todas nuestras ganas alejar algún rose no muy bueno que podría desencadenarse en horas, minutos o quizá segundos, no lo lográbamos conseguirlo. Apostaba a que la preocupación por ver si el destino optaba por jugarnos en contra estaba en pie tanto en mi mente como en la de él.

Sentí como se tensó por culpa de las palabras que habían salido sin permiso de mis labios anteriormente y lo contemplé masajear su cabello con una de sus manos. Una mueca se remarcó en mi rostro y mi mirada se dirigió al suelo, mientras me gritaba miles de groserías mentalmente. Sabía que no daría una explicación coherente y yo tampoco deseaba escuchar una, ya que de seguro se debería a alguna salida descontrolada de las que él solía organizar junto con Jamie y Gaofrey. Desee por unos segundos no haberlo interrogado de aquella manera y acto seguido no me permití tocar el tema. — ¿Como has estado? — pregunté rompiendo el pesado silencio que se había formado en el transcurso de esos minutos. Sin su autorización le saqué la chaqueta con suavidad que llevaba puesta al igual que sujeté las maletas en una de mis manos y me dirigí hacia el sofá, recostándo las cosas sobre este. Luego me dirigí rápidamente al teléfono fijo que contactaba a recepción para pedir comida a la habitación. — ¿Tienes hambre? — otra pregunta surgió de mis labios mientras marcaba los números con mis dedos y pensaba en que la comida de avión no siempre era apetecible de consumir.
avatar
Jemima West

Mensajes : 19
Localización : Una caja de cartón
Empleo : Sonreír

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: es esto lo que realmente queremos? -Jemima

Mensaje por Kevin J. Zegers el Miér Ago 21, 2013 2:25 am

La cercanía de nuestros cuerpos causaba que me estremeciera una y otra vez, que espasmos eléctricos recorrieran cada cavidad de mi cuerpo, y no solo causaba sensaciones extraordinarias en mi, si no que lo disfrutaba, y me encantaba tenerla tan cerca, lo suficiente como para que su perfume perforara cada poro de mi cuerpo, dejando aquel olor grabado en mi cuerpo. Aveces, o mas bien, siempre, extrañaba cada cosa de ella, cuando estábamos lejos, por lo que siempre intentaba aprovechar cada segundo a su lado al máximo. Un día yo estaba en Los Ángeles y ella en Europa, lo cual nos limitaba bastante. La conocía tan bien que sus puntos débiles eran mas fáciles de recordar que cualquier guión de cualquier película, mas cuando disfrutaba como mis labios recorrían los suyos, o la suavidad de su piel sobre mis manos, o simplemente su dulce voz. -Quizás y no...pensé que estabas bastante enojada conmigo como para extrañarme-Dije bromeando, aunque mi sonrisa decía lo contrario, estaba contento de que ella, al igual que yo, también me hubiera extrañado. Ahora mismo querría simplemente estar junto a ella, si ella quería ir a salir pues lo haría, si quería ir a la cama a dormir, entonces me dedicaría a abrazarla mientras lo hacia, protegiéndola, porque eso era lo que mejor sabia hacer. Protegerla de cualquier cosa o persona que pudiera hacerle daño, aunque no podía protegerla de mi mismo, por que las ansias de tenerla cerca eran mayores. Sus labios, eran también una de esas cosas de las que no podía evitar querer tener en mi boca a toda hora, sin embargo era algo que no siempre podría tener. Debía de controlarme y mucho si quería al menos poder pasar un buen y tranquilo rato a su lado. No pude evitar enarcar una ceja y reír ante aquella acción que había hecho, sabia lo que intentaba decirme, y por mi estaba mas que perfecto, puesto que tampoco pensaba dejarla en todo la noche o en toda mi estadía a su lado. -Ya veo que planeas quedarte en el hotel todo el tiempo eh...-dije en forma de juego, pero con tal de estar a su lado, todo me daba igual.

Suspire, aun sorprendido por la forma en la que se estaba tomando las cosas, no me lo había esperado, la verdad me había esperado una gran discusión con gritos y quizás hasta lanzada de tacones por su parte, pero nada, estaba calmada, lo cual al tiempo me gustaba, y apreciaba realmente el gran esfuerzo que sabia que estaba haciendo por mantener las cosas en calma y orden. y tal cual, me conocía bastante bien, ya que sabia que si no acabaría por ni siquiera dormir por la noche al estar pendiente en su estaría enojada o no. -Si, tienes razón, aun así sabes que la culpa ha sido mía...-y con ello esperaba que entendiera a lo que me refería. Pero también esperaba cerrar aquel tema ahí, y simplemente dejarlo pasar, si era necesario estaría dispuesto a hablarlo, pero no en busca de alguna pelea mas entre los dos. Me gustaba sorprenderla, y aun mas cuando no se esperaba las cosas por mi parte. -Cariño, sabes que daría todo por ti...-murmure, dejando que un suspiro se escapara de mis labios. Me senté rápidamente sobre el borde de la cama y con una mano extendida hacia ella, después de que la tomara, la jale hacia mi, atrayendola para así poder dejar que esta se sentara en mis pierna y pudiera nuevamente disfrutar de su cercanía. Le di una pequeña sonrisa antes de atraerla lo suficiente para darle un beso en su frente. ¿Era mucho pedir por un momento tranquilo entre ambos, en donde solo importáramos los dos? al parecer así era, pero esperaba que tuviéramos al menos esta noche para hacerlo y luego afrontar lo que nos esperaba al día siguiente.

Salí de aquella nube de pensamientos en cuanto volví a escuchar su voz, busque su mirada y al encontrarla asentí con rapidez. -Estoy bien, muy bien, te tengo a mi lado Jem. -murmure tomando su mano, entrelazándola con la mía, lo cual era perfecto por que se amoldaban muy bien, como si estuvieran hechas la una para la otra. -No tengo mas que pedir que aquello-Susurre llevando esta a mis labios, depositando un leve beso en esta. Mire como se movía de aquí para allá en la habitación, en un dos por tres mi chaqueta estaba en sus manos siendo depositada con cuidado en el sofá, y mis maletas habían sido movidas a un lugar en donde no estorbaran. Logre relajarme un poco antes de levantarme nuevamente de la cama y dirigirme hacia ella. Tome el teléfono de sus manos y sonreí, colgando este sobre la base. -Estoy bien, solo ordenaremos comida si tu tienes hambre- Dije con suavidad mientras una de mis manos acariciaba su mejilla con ternura.
avatar
Kevin J. Zegers

Mensajes : 42
Localización : Miami

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: es esto lo que realmente queremos? -Jemima

Mensaje por Jemima West el Jue Ago 22, 2013 10:24 pm

Cada vez que sus labios hacían contacto con mi piel, una corriente eléctrica recorría todo mi interior, buscando siempre el tratar de estremecerme y largar suspiros a causa de esto. Estando a su lado nada podía salir mal y si sucedía no tardaríamos en volver a hundirnos dentro del pensamiento positivo. Parecía ser que nuestros encuentros estaban destinados a salir de la mejor manera, obteniendo así buenos resultados de ellos. Quería disfrutar cada minuto de su estadía, de su cercanía, de él y de su voz. Como también deseaba alejar cualquier tema problemático que trajera consigo malas consecuencias. ¿Qué tanto nos podía costar mantener la paz? Hasta el momento dudaba mucho el que montáramos alguna escena fuera de lo común por culpa de mis celos, aunque en verdad se me hacía imposible evitarlos. Tal vez de seguro sería más aconsejable calmarme y esperar al mañana del día siguiente, no me apetecía ponerlo de mal humor o echarle toda la culpa encima, porque de culpable no tenía ni una pizca. Solo había sido una falla de la memoria, algo que le podía pasar a cualquier humano.
Sonreí negando cuando arrebató el teléfono de mis manos y lo colocó en su lugar. Pasé los brazos por alrededor de su cuello, acariciando sus rebeldes cabellos y observándolo a los ojos — Te comprendo, pero no quiero que cargues la culpa de nada — susurré sincera y de puntitas, ya que él me sacaba un poco de estatura.— Es una orden — bromee soltando una pequeña risa. Miré sus labios y luego sus ojos, y así sucesivamente hasta que corté esos centímetros que nos separaban, estampando mi labios contra los suyos. Cerré los ojos. Se sentía tan bien volver a explorarlos nuevamente, acoplados formando uno solo. Con accionar a hacer aquello se me haría bastante difícil separarme, no porque no quisiera sino porque sus carnosos labios se habían convertido en una droga para mí desde que los había probado por primera vez.

Me esforcé por hacer durar aquel beso, aquel mágico momento que daba vuelta mi mundo. Ningún otro hombre lograba hacerme sentir especial como cuando estaba con Kevin. Especial en el sentido de que ocupaba un lugar importante en su vida, el cuál nunca perdería, tanto como él en la mía. Era algo único que desde que nos habíamos conocido jamás había dejado de mantener presente, y me hallaría en un gran error si algún día llegaba a hacerlo. Mordí suavemente su labio inferior y ataqué su cuello repartiendo besos húmedos, tal y como el lo había hecho conmigo en un principio. De repente un calor me invadió, como si la temperatura en la habitación fuera demasiada alta y pareciera que estuviéramos en pleno verano. Hice caso omiso a aquello y sin alejar mis labios de su piel, desprendí con delicadeza los primeros botones de su camisa para finalmente sumergir una mano dentro de esta hasta tocar su pecho. Era fuerte y duro como una roca, y estaba demás decir que se encontraba bien trabajado. De las tantas veces que lo había contemplado ya podía permitir imaginármelo perfectamente en mi cabeza, y valía la pena.
Definitivamente eran miles de impulsos a la vez que no dejaban que me detuviera, como también que no podía contra ellos. Volví en busca de sus labios otra vez mientras que mis brazos se colaban de nuevo alrededor de su cuello. Podía percibir hasta el sabor a menta en su boca y quise reírme ante ello, siempre venía preparado para la ocasión. Aparte de compartir palabras en estos encuentros privados, el cariño que nos brindábamos era una de las cosas que más se destacaba. Él tenía sus trucos como yo tenía los míos.
Hice el mayor esfuerzo para separarme a unos escasos centímetros y humedecer mis labios, dejando que mis papilas gustativas registraran la menta en estos.

Sonriendo pícara, lo empujé con suavidad evitando que no se tropezara o algo parecido, en dirección a la cama  moviéndome delante de el y sin alejar mi cuerpo del suyo. Juraba detenerme si el me lo pedía, me costaría pero lo haría. No lo obligaría ni siquiera a hacer algo que no le apeteciera en esos momentos porque tal vez solo quería estar dispuesto a hablar y aclarar algunas cosas de las que podríamos encargarnos en la mañana, o simplemente ahora.
avatar
Jemima West

Mensajes : 19
Localización : Una caja de cartón
Empleo : Sonreír

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: es esto lo que realmente queremos? -Jemima

Mensaje por Kevin J. Zegers el Dom Sep 01, 2013 8:56 am

Era aveces algo extraño como solucionábamos las cosas tan rápido, por eso era que me encantaba pasarla con ella, era como todo mi mundo se ponía de pie nuevamente, se me solucionaban mas de mil problemas con tan solo tenerla en mis brazos y aquello me encantaba. Era como si todo se detuviera y solo estuviéramos ella y yo. Disfrutaría cada segundo que tuviéramos juntos ya que eran muy pocos los que de verdad podíamos disfrutar a fondo y solo para nosotros. Yo, mientras ella grababa, había tendió que hacer la gira de promoción para nuestra ultima película y esperaba realmente que no fuera la ultima.
No podía negar que estar con ella era lo mejor que podía pasarme, era débil ante ella y para ella, pero siempre la protegería hasta el final, seria siempre quien diera la cara por ella si fuera necesario. Sus labios, su cuerpo, todo era un adicción de la cual jamas podía zafarme ya que me había hundido tan profundo que ahora no creía poder hacerlo, pero no había problema después de todo era ella mi chica y nadie mas.

Le sonreí al sentir sus ojos sobre los míos, mirada de la cual no podía escapar nunca. Pero me encantaban sus claros y delicadez ojos, al tiempo siempre decididos y optimistas. Suspire una vez mas mientras pasaba ambas manos por su cintura, apretándola contra mi cuerpo, los cuales se amoldaban a la perfección el uno con le otro. -De acuerdo-murmure, aunque cargaría con la culpa, lo dejaría de lado para así poder estar en el momento a su lado. lleve mi mano a su cabellera, hundiendo mis manos en esta mientras que la besaba con mas profundidad que como lo habíamos hecho antes. Me encantaba poder tenerla así a mi lado, poder besarla, y eso era lo que hacia. Mas feliz no podía estar. Pase mi lengua por sus labios, relamiendo estos mientras que lentamente le hacia paso entre estos, explorando así cada cavidad de su boca, jugando también con la suya. Entrecerré los ojos cuando mordió mi labio y empezó a bajar hasta mi cuello, tomando una bocanada de aire sintiendo como mi respiración se agitaba y se hacia mas pesada, cerré los ojos y me deje llevar por ella. No podía negar que la persona mas importante para mi era ella, y jamas podría quitarla del trono en el que la tenia pero tampoco era que quisiera. Y así había sido desde el momento uno en el que nos habíamos cruzado. Nuestros personajes eran hermanos, muy unidos por cierto, pero ella y yo teníamos nuestra relación en un nivel completamente distinto.Y Aquello me fascinaba.

Deje que me llevara hacia la cama, una vez sentí el borde tras de mis piernas me deje caer, abriendo paso entre mis piernas para que ella pudiera quedar frente ami, lo mas cerca posible. Coloque mis manos en sus caderas, mientras que me dejaba caer sobre la cama y la traía a ella conmigo, dejándola encima, dejándola llevar el control, por ahora. Rápidamente busque sus labios, atrapándolos luego para poder así devorarlos mientras que mis manos empezaban a moverse por su trasero subiendo con lentitud por su espalda y así poder volver sumergirme en aquel delicioso placer una vez mas.
avatar
Kevin J. Zegers

Mensajes : 42
Localización : Miami

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: es esto lo que realmente queremos? -Jemima

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.